Los cuatro jinetes del apocalipsis

Hace unos días compartí en mi perfil de Instagram un post sobre los Cuatro Jinetes del Apocalipsis de John Gottman y no fuisteis pocas las que me dijisteis que querías que profundizara un poco más en ello.

Según este psicólogo estadounidense, siempre tendremos diferencias con nuestra pareja. Es normal que con la convivencia surjan roces y diferencias,  pero la forma en que las resolvemos es un factor fundamental que nos permite establecer la diferencia entre que una pareja tenga éxito de una que no. Como en todo, el tema no está tanto en los conflictos que se nos presentan, ya que todos pasamos por conflictos muy parecidos, como en la forma en que los resolvemos.

Gottman nos asegura que las parejas que acaban separándose, suelen quedar atrapadas en emociones negativas y autodestructivas que consisten en utilizar formas de comunicación dañinas y perjudiciales. Así que, como ves, es muy posible que en todas las parejas, en algún momento, sobrevuele alguno de éstos los jinetes que, si no estamos atentos, pueden acabar con nuestra relación de pareja de un plumazo.

A estas formas dañinas y perjudiciales de comunicación es lo que Gottman ha resumido y denominado «LOS CUATRO JINETES DEL APOCALIPSIS», y son:

  1. El Primer jinete: LA CONDUCTA CRÍTICA

Cuando emitimos un juicio hacia la otra persona, la crítica es destructiva. Es una crítica que descalifica y ataca a nuestra pareja sin demostrar respeto hacia ella. Incluye descalificaciones, generalizaciones o etiquetas: «¡Siempre igual! ¡Lo dejas todo tirado por cualquier sitio y yo tengo que ir detrás recogiéndolo!¡Hasta las narices estoy!

Date cuenta que estamos hablando de críticas destructivas, no de quejas. Una queja sólo se refiere a una acción específica en la que tu pareja ha fallado, mientras que la crítica, es más global, e incluye palabras negativas sobre su carácter o personalidad. Es tan sencillo, o tan complicado, según se mire, como cambiar la forma en que decimos las cosas.

Ejemplo crítica: «¿Cómo puedes ser tan distraído? ¡Estoy harta de recoger siempre la cocina cuanto te toca a ti! ¡Pasas de todo!

Ejemplo queja: «Estoy muy enfadada porque anoche no recogiste la cocina. Dijimos que lo haríamos por turnos”.

Ejemplo crítica: ¿Por qué pones siempre a tus amigos delante de mí? Yo siempre soy la última de la lista. Esta noche íbamos a cenar solos.

Ejemplo queja: «Tenías que haberme consultado antes de invitar a nadie a cenar. Quería estar a solas contigo esta noche.

Es posible que estos ejemplos de críticas te resuenen, ten en cuenta que no sois los únicos. Éste es el jinete más común en las relaciones, así que no pienses que estáis condenados al divorcio. Sólo es cuestión de prestar atención y cambiar la forma en que nos expresamos.

El problema de las críticas es que, cuando se vuelven una constante, allanan el terreno a los otros jinetes que, sin duda, son mucho más peligrosos para la relación.

  1. Segundo jinete: EL DESPRECIO

Se trata de actitudes agresivas y faltas de respeto que se expresan directamente sobre la pareja. Incluye gestos, palabras, insultos, amenazas, ofensas, burlas y humillaciones que llevan implícita una actitud de superioridad por parte del que desprecia. Se utiliza para infravalorar a la pareja: «¿Eres tonto o no entiendes mi idioma?»

La persona despreciada siente inferioridad y anulación de su persona.

El desprecio surge por los pensamientos negativos sobre la pareja que hemos guardado durante mucho tiempo. Cuando no resolvemos las diferencias, es más probable que tengamos este tipo de pensamientos, por ello es importantísimo sentarnos y, desde la calma y el respeto, hablar cuando algo nos molesta o nos disgusta, porque de lo contrario, vamos «tragando» y alimentando un dolor que un día acaba saliendo en forma de desprecio, insulto, amenaza, o cualquier tipo de falta de respeto.

  1. Tercer jinete: LA ACTITUD DEFENSIVA

La actitud defensiva, en realidad es una forma de culpar a la pareja. Es una actitud de defensa de algo que hemos percibido como un ataque. Es cuando no aceptamos una queja de nuestra pareja y respondemos contraatacando y poniéndonos a la defensiva

Esta actitud niega la responsabilidad propia en el conflicto, por lo que no asume su parte de aprendizaje o necesidad de cambio para solucionarlo.

Además, conlleva un ataque en respuesta al percibido previamente como tal de la pareja. Y puede ser en forma de reproche, de amenazas, juicios…Es decir, son actitudes no respetuosas hacia el otro porque consideramos que ha sido el otro quien ha empezado con la ofensa.

Acaba agravando el conflicto. La otra parte de la pareja no da su brazo a torcer ni pide perdón porque considera que no tiene culpa de nada y lo que deja entrever es que el problema lo tiene el otro. Nos centramos más en defendernos y atacar para defendernos que en asumir nuestra responsabilidad y buscar soluciones:  «-¿Por qué no quieres que quedemos nunca con mis amigos? – Porqué tú nunca quieres quedar con los míos».

  1. Cuarto jinete: ACTITUD EVASIVA

La actitud evasiva en una situación conflictiva implica mostrar indiferencia con lo que está planteando nuestra pareja, ya sean quejas o críticas. Nos distanciamos y desconectamos del otro y de sus argumentos, como si el problema no fuera con nosotros o, al menos, no la solución. Cada uno entra en su mundo y toma distancia, alejándose de aquello que le hace sufrir.

La actitud evasiva implica hacer como que no escuchamos, miramos hacia otro lado, nos vamos a hacer otras cosas o actuamos como si nuestra pareja no existiera. Todo esto son actitudes dañinas para la pareja y lo que hacen es echar más leña al fuego, encendiendo más aún el comportamiento del que se está planteando la queja, aumentando los sentimientos de rabia y resentimiento, y con la consecuencia del empeoramiento de la situación.

La indiferencia es una forma de evitación, una forma de dejar que sea la vida quien resuelva el problema y no nosotros. Es el jinete más peligroso en una relación. ¿Qué podemos hacer cuando una de las partes no quiere solucionar un conflicto? Si no cambiamos esa actitud la relación de pareja tiene los días contados.

¿Y QUÉ PODEMOS HACER CUANDO UNA DE LAS PARTES EVITA RESOLVER LA SITUACIÓN?

Con esto no estoy diciendo que cuando surja uno de estos jinetes vuestra relación está acabada. ¡Nada más lejos de la realidad! Se trata de saber identificarlos e intentar buscar soluciones juntos, aprendiendo a resolver los conflictos desde el respeto mutuo.

En este aspecto, Gottman volvía a hacer referencia a la responsabilidad que tenemos cada uno de nosotros ante un conflicto. Si eludimos el problema, si no nos responsabilizamos de nuestra parte, si no estamos dispuestos a cambiar nuestro mensaje, lo único que haremos es perpetuar el problema. Y ya sabemos cual es el final de eso.

Está claro que estos cuatro comportamientos llevan a la pareja a enzarzarse en una guerra continua que, si no aprendemos a identificarlos y cambiamos por otros más constructivos y respetuosos, lo único que harán será debilitar la relación.

Como a una planta, al matrimonio hay que cuidarlo. Recargar el tanque del amor cuando aparecen estos jinetes nos recordará qué nos llevó a juntarnos y formar una pareja y, si es el caso, después formar una familia.

Compartir en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Raquel Ripoll

Educa-t-nos surgió con la intención de dar respuesta a las necesidades de padres e hijos, educativas o sociales que afectan al bienestar familiar. En Raquel Ripoll doy un paso más. Te lo cuento todo en Sobre mí

Mantente al día
Los mundos de Óscar
Los mundos de Óscar

Estoy muy contenta de presentarte mi primer libro: Los mundos de Óscar. En él he querido plasmar ejemplos de la vida diaria que muchas veces me pedís en las asesorías y talleres. Se trata de un libro escrito con mucho cariño y amor desde mi experiencia personal y profesional.

En este libro encontrarás seis cuentos de situaciones cotidianas y realistas con un enfoque respetuoso, consciente y coherente con la crianza respetuosa.

Ir arriba

Acceder a mi cuenta

Raquel Ripoll

Formulario enviado

Gracias por contactar conmigo. En breve recibirás noticias mías sobre tu solicitud.

Registrar mi cuenta